Nosotros

Tan malditos por las letras como perdidos por ellas. Eme, Anna, Ársepa, Adela, Negro. Tienes permiso para ahondar en nuestra alma, en nuestros miedos. Conócenos.

jueves, 1 de enero de 2015

Tú, mi mayor debilidad

No siento frío si es entre tus brazos. Siento adrenalina en las noches frías donde tu cuerpo es mi abrigo y tu boca mi debilidad. Bendita debilidad. Esa que hizo que hoy, a dos grados bajo cero, no tenga frío. Esa que hizo que te descubriera y de paso que me redescubriera (Que tantísima falta me hacía). Esa que me hizo darme cuenta del verdadero valor que tenía ese momento, del verdadero valor que estabas teniendo en mi vida.
Tú, mi mayor debilidad. Llegaste para quedarte y ahora, totalmente redescubierta, no quiero que te vayas. No quiero volver a sentir frío si no es contigo, no quiero más vacíos ni más camas medio vacías.
Tú eres mi debilidad, la que siempre estuve esperando y con la que me encontré de frente en un pasillo cuando ya no esperaba ni quería esperar nada de nadie. Tú, que abriste todas mis ilusiones y todas mis puertas. Ahora no las quiero cerrar.


Creo que una debilidad nunca fue tan buena. Nunca existió una debilidad que hiciera que tus ojos se iluminaran, y a día de hoy, después de tanto, sigues siendo mi mayor debilidad. 





                                                                            Anna

No hay comentarios:

Publicar un comentario