Nosotros

Tan malditos por las letras como perdidos por ellas. Eme, Anna, Ársepa, Adela, Negro. Tienes permiso para ahondar en nuestra alma, en nuestros miedos. Conócenos.

martes, 28 de octubre de 2014

Te invito

Me gusta perderme en Páginas en Blanco donde solo hay nada y algo por llegar. Donde la brisa es tenue y amena, donde los pies se hunden en penas y alegrías. Ahí. Fantástico lugar para recorrer sueños y encontrar emociones que navegaban a la deriva, para susurrarle al destino tu futuro y rogarle una vida mejor. Lugar para ir y venir o ir y no volver.

Páginas de las que no hay que huir, ni temer. Solo es el espacio sempiterno en el que evacuar cada sentimiento implacable o incapaz de remitir, en el que plasmar cada conclusión incoherente, o racional para mí, en el que reside la ilusión de cada suspiro incapaz de soportar.

Páginas en las que uno firmaría para vivir toda la eternidad, incluso en las que uno suplicaría hacerse inmortal. Maravillosas idealizaciones en la mente que envuelven como el abrazo más fraterno o la ola más rompedora. Una isla desierta en la que caminar sin rumbo, caminar y caminar, como castigo convertido en placer.¡Qué perfección hacerse eterno en la felicidad! Tanta vida en algo que era nada y se convirtió en todo... En ilusiones, sueños, emociones, sentimientos, conclusiones. En lo que uno siempre quiso como realidad y terminó convirtiéndolo en fantasía. 

Esos viajes a Páginas en Blanco son los que más me gustan. Son esos que últimamente no dejo de realizar. Son esos en los que no hay que pagar el combustible, ni revisar las ruedas. Son esos que me sacan de esta asquerosa vida para transportarme a la más sublime y jodidamente espectacular.

Te invito a descubrir lo que llaman "felicidad absoluta". Te invito a la evasión. 

Páginas en Blanco es el destino y Tinta la compañía con la que viajar.


Ársepa

2 comentarios:

  1. Sigue viajando a esas páginas en blanco, para deleitarnos con tu pluma

    ResponderEliminar